Tabule

Las mejores recetas de tabule

Tabulé marroquí

Tabulé marroquí

Aunque el tabulé es un plato que se puede encontrar principalmente en la zona de Oriente Medio, no hay que irse demasiado lejos para disfrutar de recetas tan exquisitas y naturales como esta. Por ejemplo, un país en el que hacen un conocido tabulé es en Marruecos, donde tienen una forma muy original de hacer esta elaboración gastronómica.

En Marruecos sucede lo mismo que en muchos otros países árabes, hay mil y una formas diferentes de preparar este plato, aunque para esta entrada hemos elegido una elaboración estándar, con ingredientes sencillos y que no lleva mucho trabajo para hacer.

Ingredientes necesarios para hacer el tabulé marroquí

  • 250 gramos de cuscús.
  • 3 tomates medianos ligeramente maduros.
  • 3 dientes de ajo.
  • Una cebolla grande.
  • Un pimiento rojo y un pimiento verde.
  • 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
  • 3 limones.
  • Lechuga.
  • Sal (al gusto)

Modo de elaboración

Comenzaremos troceando muy menudo el tomate, los dos pimientos, las cebollas, los ajos y lo echaremos todo en un bol. Por otro lado coceremos el cuscús en agua y dejaremos que la absorba, aunque en este caso es mejor utilizar caldo de verdura casero en lugar de agua, lo dejaremos cociendo con la tapa pero controlando cuando haya absorbido el líquido.

La relación de agua y cuscús debe ser idéntica, es decir, si tenemos 250 gramos de cuscús, tendremos que echar la misma cantidad pero en líquido.

Cuando la haya absorbido el agua lo retiraremos, escurriremos bien y lo pondremos en una fuente honda. Picaremos el perejil y lo añadiremos al cuscús, echaremos también el aceite y el zumo de los limones, procurando que no haya lugar que no reciba parte de esta mezcla y lo removeremos bien para que se mezclen bien los sabores.

El siguiente paso es añadirle sal y pimienta al gusto, aunque no debemos echar mucho porque lo que queremos es un equilibrio de sabores y no que predomine uno sobre el resto. Volveremos a remover de nuevo y lo dejaremos reposar en el frigorífico unas dos horas.

A la hora de servir se eligen varias hojas de lechuga y se le echa el tabulé por encima, como si fueran los tradicionales cogollos de Tudela con anchoas.

Consejos

Si no queremos echarle agua o caldo de verdura, podemos aprovechar y poner el cuscús sobre el plato hondo y todas las verduras por encima, así como el aceite y el limón, todos los líquidos harán que se ablande la sémola de trigo y tenga una textura completamente diferente.