Tabule

Las mejores recetas de tabule

Tabulé a la menta

El tabulé es uno de los platos más consumidos en Oriente Medio, pero gracias al excelente sabor que tiene se prepara en todo el mundo y se puede disfrutar en cualquier mesa. Se trata de un plato sencillo, muy nutritivo y que resulta ideal tanto para una comida como para una cena.

La elaboración en sí no es nada trabajosa y no se tarda mucho tiempo en preparar, de hecho, lo que más tiempo lleva es hacer que todo el plato en sí repose, se asiente y se entremezclen mucho mejor los sabores, que al final es lo que nos interesa, tener todo un festival de sabores y texturas en nuestra boca.

Tabulé a la menta

Puede que aquellas personas que nunca hayáis elaborado este plato o incluso que no hayáis escuchado hablar de él, penséis que lleva muchísimos ingredientes como suelen llevar muchas preparaciones de la cocina árabe, pero no, el tabulé los que lleva son sencillos y completamente naturales, como el tabulé a la menta que os traemos.

Ingredientes para hacer el tabulé a la menta

  • 250 gramos de cuscús.
  • 250 centilitros de agua.
  • 1 cebolla grande.
  • 3 tomates medianos (pelados)
  • 1 pepino mediano.
  • 1 limón.
  • Menta
  • Perejil, cilantro y cebollino frescos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y pimienta negra recién molida.

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es echar el cuscús (sémola de trigo) a una cazuela y echar la misma cantidad de agua. Es decir, por 250 gramos de cuscús echaremos 250 centilitros de agua, siempre guardando la misma proporción.

Mientras el cuscús va absorbiendo el agua, lo que haremos será escaldar los tomates en agua hirviendo para poder pelarlos sin ningún problema. Una vez pelados los trocearemos, echaremos en un bol y salpimentaremos al gusto. El siguiente paso es picar muy fina la menta, la cebolla y el cebollino, donde los incorporaremos a los tomates.

Cuando la sémola haya absorbido el agua y esté suelta, echaremos un chorro generoso de aceite de oliva y el zumo de limón, lo removeremos todo bien para que se empape y añadiremos el resto de ingredientes bien troceados, lo mezclaremos bien y meteremos en la nevera durante un par de horas.

Tras ese tiempo volveremos a mezclar y meteremos otra hora más en la nevera y ya estará listo para comer.

Consejos

Aunque el cuscús tiene que absorber el agua, no hay que olvidarse de removerlo de vez en cuando para evitar que se apelmace y forme un bloque de pasta.

Si queremos que tenga un sabor más equilibrado, lo recomendable es hacer el tabulé pero comerlo al día siguiente, el sabor será excelente, mucho mejor que si lo hacemos y lo comemos directamente, dado que los sabores estarán más asentados.