Tabule

Las mejores recetas de tabule

Tabulé de berenjena

Tabulé de berenjena

El tabulé es una de las elaboraciones gastronómicas de Oriente Medio que más formas de elaboración tiene, sobre todo porque su ingrediente principal, la sémola de trigo, combina a la perfección con infinidad alternativas diferentes, desde las clásicas verduras y hortalizas hasta la carne l incluso el pescado, haciendo que este plato pueda llegar a ser mucho más completo de lo que podemos imaginar.

En este caso vamos a enseñaros a preparar un delicioso tabulé de berenjena, un plato delicioso y que no lleva mucho trabajo.

Para su elaboración necesitaréis:

  • 250 gramos de cuscús (sémola de trigo)
  • 250 centilitros de caldo de verdura-
  • 1 berenjena grande.
  • 1 calabacín mediano.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 zanahoria grande..
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 1 cuchada de mantequilla.

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es poner el agua a hervir, siempre en la misma proporción que la sémola de trigo. En este caso serán 250 centilitros de agua por 250 gramos de cuscús.

Cuando rompa a hervir echaremos un poco de aceite y una pizca de sal, pero no demasiada, dado que la salsa de soja ya lleva bastante y no queremos un plato salado.

El siguiente paso es pelar los ingredientes y la cebolla la picaremos y la pocharemos en una sartén con muy poco aceite. Cuando esté pochada la sacaremos de la sartén y añadiremos el calabacín, las berenjenas y la zanahoria cortadas en dados y lo haremos un poco para que se queden blandas y después lo reservaremos junto a la cebolla pochada.

Cuando esté la sémola hecha la recudiremos bien y la dejaremos reposar en la cazuela sin agua y la removeremos un poco para que no se apelmace, para ello añadiremos la cucharada de mantequilla y removeremos bien para que todo se impregne.

Para finalizar se le añade la salsa de soja, teniendo cuidado para que no sale demasiado, se echan los vegetales, se remueve bien y se mete en la nevera durante dos o tres horas antes de servir para comer.

Consejos

Dado que esta clase de elaboración gastronómica acepta infinidad de ingredientes diferentes, no debemos ceñirnos al orden exacto de la receta. Por ejemplo, si no nos gusta la zanahoria podremos cambiarla por un nabo, remolacha, etc. y así con cualquier otro ingrediente, incluso el cuscús, el cual puede ser sustituido por bulgur, una especie de trigo partido.